iehpa (ISSN-2451-7054)

Inicio » Efemérides » 7 de junio: Día del Periodista

7 de junio: Día del Periodista

Anuncios

Gazeta_de_buenos_aires-01Un 7 de junio de 1810, el gobierno de la Primera Junta decretaba la creación del periódico La Gaceta de Buenos Aires, cuya vida pública se extendería hasta 1821. Este diario, de gran importancia histórica, ha sido considerado como el primero de la etapa independentista argentina, dado que por la época, debemos recordar, circulaban otros manuscritos.

El primero que se conoce data del 19 de junio de 1764; se trataba de un manuscrito que llevaba igual nombre (Gazeta de Buenos Ayres). Para 1781, la Real Imprenta de Niños Expósitos imprimía un boletín llamado “Noticias recibidas de Europa por el correo de España y la vía de Janeyro”. Y en 1801 el español Francisco Antonio Cabello y Mesa fundaba, un 1° de abril de 1801 y a instancias de Manuel Belgrano quien se desempeñaba como Secretario del Consulado de Comercio y del virrey Avilés, el Telégrafo Mercantil, primer periódico porteño, impreso por la Real Imprenta de Niños Expósitos. El Telégrafo Mercantil, cuyo subtítulo era “Rural, político, económico e historiográfico del Río de la Plata”, contaba con 149 suscriptores y se publicaba los miércoles y sábados. Dada su gran demanda, incorporaron luego otra tirada los domingos. Fue desde las páginas de El Telégrafo Mercantil que se expandió en Buenos Aires el uso del adjetivo “argentino” para referirse a todo lo relacionado con el Río de la Plata o la ciudad de Buenos Aires, por eso algunos consideran a este periódico como uno de los impulsores del nombre Argentina. Pero su recorrido en el tiempo fue muy breve, ya que un 8 de octubre de 1802 fue clausurado por el virrey del Pino frente a lo que hoy consideraríamos un acto de censura. Tal parece, al virrey le habría disgustado un artículo publicado sobre Malvinas: “Circunstancias en que se halla la provincia de Buenos Aires e Islas Malvinas y modo de repararse”. En el referido editorial el periódico daba a conocer algunos pormenores de las corrupciones en el poder, aunque años después esto fue considerado un plagio ya que se documentó que el mismo se había extraído de un ensayo escrito por Juan de la Piedra en 1778. Sea como fuere, tampoco se puede negar que a las autoridades coloniales no les caían bien ciertas suaves críticas que el período emitía, así como que seguramente y pese a contar con suscriptores, tuviese ciertos problemas económicos.

Pero mientras en octubre de 1802 se cerraba El Telégrafo Mercantil, en septiembre de ese mismo año salía a la luz el periódico dirigido por el comerciante Hipólito Vieytes llamado Semanario de agricultura, industria y comercio. Para mayo de 1807, se editaba en el Río de la Plata el primer periódico bilingüe llamado Estrella del Sur. Su financiamiento y publicación estaba a cargo de ingleses residentes en Montevideo que tenían por objetivo convencer a los criollos de llevar adelante acciones que pusieran fin a su relación con la corona española, además de difundir propaganda británica.

Un 3 de marzo de 1810 se publica el Correo de Comercio de Buenos Ayres, dirigido por Manuel Belgrano y que buscaba apoyar el comercio, la industria, el estudio de las artes, las ciencias y la historia, así como dar gran importancia a la educación, en definitiva, un periódico que llevaba la impronta del prócer. Sin embargo, su recorrido fue breve, ya que se cerró un 23 de febrero de 1811.  Poco tiempo después, en 1812, aparece la primera edición de El Censor, periódico dirigido por el sacerdote aymará Vicente Pazos Silva y cuyo finalidad era competir con La Gazeta de Buenos Ayres.

La Gazeta de Buenos Ayres contó con la colaboración de importantes redactores como Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Manuel Alberti, Bernardo de Monteagudo, entre otros, siendo Mariano Moreno su primer secretario. Pero qué llevó a la Primera Junta a crear este Gaceta? ¿Qué motivos la impulsaban? Veamos lo que ellos mismos expresan en su primer número:

“Podría la Junta reposar igualmente en la gratitud con que publicamente se reciben sus tareas; pero la calidad provisoria de su instalacion redobla la necesidad de asegurar por todos los caminos el concepto debido á la pureza de sus intenciones. La destreza con que un mal contento disfrazase las providencias mas juiciosas; las equivocaciones que siembra muchas veces el error, y de que se aprovecha siempre la malicia; el poco conocimiento de las tareas que se consagran á la pública felicidad, han .sido en todos tiempos el instrumento, que limando sordamente los estrechos vínculos que ligan el Pueblo con sus Representantes, produce al fin una disolución, que envuelve toda la comunidad en males irreparables.
Una exacta noticia de los procedimientos de la Junta; una continuada comunicación pública de las medidas que acuerde para consolidar la grande obra que se le ha principiado; una sincera y franca manifestación de los estorbos que se oponen al fin de su instalación y de los medios que adopta para allanarlos, son un deber en el Gobierno provisorio que exerce, y un principio para que el Pueblo no resfrie en su confianza, ó deba culparse a sí mismo sino auxilia con su energía y avisos á quienes nada pretenden sino sostener con dignidad los derechos del Rey y de la Patria, que se le han confiado, El Pueblo tiene derecho á saber la conducta de sus Representantes, y el honor de estos se interesa en que todos conozcan la execración con que miran aquellas*reservas y misterios inventados por el poder para cubrir los delitos.
¿ Por qué se han de ocultar á las Provincias sus medidas relativas á solidar su union baxo el nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas ó adversas que manifiesten el sucesivo estado de la Península? ¿ Por qué se ha de envolver la administración de la Junta en un caos impenetrable á todos los que no tubieron parte en su formación? Quando el Congreso general necesite un conocimiento del plan de Gobierno que la Junta piovisional ha guardado , no huirán sus Vocales de darlo, y su franqueza desterrará toda sospecha de que se hacen necesarios ó temen ser conocidos; pero es mas digno de representación fiar á la opinión publica la defensa de sus procedimientos; y que quando todos van á tomar parte en la decisión de su suerte, nadie ignore aquellos principios políticos que deben reglar su resolución. 
Para el logro de tan justos deseos há resuelto la Junta que salga á la luz un nuevo periódico semanal con el titulo de gazeta de Buenos-Ayres, el qual sin tocar los objetos con que tan dignamente se desempeñan en el semanario de comercio, anuncie al público las noticias exteriores é interiores que deban mirarse con algún interés. En el se manifestarán igualmente las discusiones oficiales de la Junta con los demas Xefes y Gobiernos, el estado de la Real Hacienda, y medidas económicas para su mejora y una franca comunicacion de los motivos que influyan en sus principales providencias abrirá la puerta á las advertencias que desea de cualquiera que pueda contribuir con sus luces á la seguridad del acierto [1]

Importante mensaje de esta Gazeta que estuvo vigente por más de 10 años en el Río de la Plata y que, como puede leerse, buscaba ser un nexo de comunicación confiable entre las decisiones de gobierno y la gente, un canal que evitara los malos entendidos y fortaleciera la relación Pueblo-representantes, reconociendo a los primeros como los verdaderos depositarios del poder…

Un 7 de junio de 1938, es decir, 128 años después de la fundación de la Gazeta de Buenos Ayres, el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en la provincia de Córdoba establece el 7 de junio como día del periodista, en conmemoración del primer periódico que nació durante la etapa independentista.

Saludamos entonces en su día a todos los periodistas y comunicadores que ejercen tan bella profesión y deseamos que realmente desarrollen la misma respetando los principios deontológicos que hacen a su labor y que se hallan reflejados en el Código Internacional de Ética Periodística de la UNESCO [2].

¡Muy feliz día a tod@s!

*******************************************************

[1] Fuente: “Orden de la Junta”, Gazeta de Buenos Aires, 7/6/1810, Núm. 1, pp. 1-3. Téngase en cuenta que está escrito en castellano antiguo donde, por ejemplo, todavía se usaba la “x” en lugar de la “j”, la preposición “a” llevaba acento “á”, ciertas palabras no se acentuaban como sí sucede hoy en día, etc.

[2] Código Internacional de Ética Periodística de la UNESCO

  1. El derecho del pueblo a una información verídica: El pueblo y las personas tienen el derecho a recibir una imagen objetiva de la realidad por medio de una información precisa y completa y de expresarse libremente a través de los diversos medios de difusión de la cultura y la comunicación.
  2. Adhesión del periodista a la realidad objetiva: La tarea primordial del periodista es la de servir el derecho a una información verídica y auténtica por la adhesión honesta a la realidad objetiva, situando conscientemente los hechos en su contexto adecuado.
  3. La responsabilidad social del periodista: En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida. El periodista es, por tanto, responsable no sólo frente a los que dominan los medios de comunicación, sino, en último énfasis, frente al gran público, tomando en cuenta la diversidad de los intereses sociales.
  4. La integridad profesional del periodista: El papel social del periodista exige que la profesión mantenga un alto nivel de integridad. Esto incluye el derecho del periodista a abstenerse de trabajar en contra de sus convicciones o de revelar sus fuentes de información y también el derecho de participar en la toma de decisiones en los medios de comunicación en que esté empleado.
  5. Acceso y participación del público: El carácter de la profesión exige, por otra parte, que el periodista favorezca el acceso del público a la información y la participación del público en los medios, lo cual incluye la obligación de la corrección o la rectificación y el derecho de respuesta.
  6. Respeto de la vida privada y de la dignidad del hombre: El respeto del derecho de las personas a la vida privada y a la dignidad humana, en conformidad con las disposiciones del derecho internacional y nacional que conciernen a la protección de los derechos y a la reputación del otro, así como las leyes sobre la difamación, la calumnia, la injuria y la insinuación maliciosa, hacen parte integrante de las normas profesionales del periodista.
  7. Respeto del interés público: Por lo mismo, las normas profesionales del periodista prescriben el respeto total de la comunidad nacional, de sus instituciones democráticas y de la moral pública.
  8. Respeto de los valores universales y la diversidad de las culturas: El verdadero periodista defiende los valores universales del humanismo, en particular la paz, la democracia, los derechos del hombre, el progreso social y la liberación nacional, y respetando el carácter distintivo, el valor y la dignidad de cada cultura, así como el derecho de cada pueblo a escoger libremente y desarrollar sus sistemas políticos, social, económico o cultural. El periodista participa también activamente en las transformaciones sociales orientadas hacia una mejora democrática de la sociedad y contribuye, por el diálogo, a establecer un clima de confianza en las relaciones internacionales, de forma que favorezca en todo la paz y la justicia, la distensión, el desarme y el desarrollo nacional.
  9. La eliminación de la guerra y otras grandes plagas a las que la humanidad está confrontada: El compromiso ético por los valores universales del humanismo previene al periodista contra toda forma de apología o de incitación favorable a las guerras de agresión y la carrera armamentística, especialmente con armas nucleares, y a todas las otras formas de violencia, de odio o de discriminación, especialmente el racismo.
Anuncios

Comentarios / Comments

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s